Si tu hijo o hija tiene tres años, le encantarán estos juegos

Juegos para niños de 3 años: nuevas actividades para una nueva etapa

Los 3 años suponen una etapa de transición para los niños. Esa es aproximadamente la edad en la que dejan de ser bebés y comienzan a ser realmente niños. En ese punto, y a partir de él, experimentan un importante crecimiento de sus habilidades, adquieren otras nuevas y, en general, comienzan a desarrollarse a toda velocidad.

Una de las razones por las que los 3 años suponen una etapa tan importante es porque los niños comienzan a relacionarse con el mundo de forma más elaborada y con mayor independencia. Ya no se limitan a contemplarlo fascinados (aunque sigan haciéndolo): ahora también interactúan con él.

Los juegos para niños de 3 años son, no cabe duda, un apoyo fundamental en este desarrollo. Jugar es una actividad muy importante para los niños de cualquier edad (y también para los adultos, por cierto) pero en esta etapa es, además, una forma ideal de fomentar su desarrollo.

Los mejores juegos para niños y niñas a partir de 3 años

Hay todo tipo de posibles juegos y actividades para niños de alrededor de 3 años. Además, siempre existe la posibilidad de inventar tus propios juegos y proponérselos, ¡eso les encantará!

Aquí hemos intentado recopilar una selección con los mejores y más divertidos juegos para niños de 3 años. Y estamos seguros de que muchos de ellos te resultarán familiares. ¡Veámoslos!

1. Puzles

Los puzles aportan numerosos beneficios para los niños de cualquier edad: permiten desarrollar la destreza, la coordinación ojo – mano, el pensamiento estratégico, la tolerancia a la frustración y un largo etcétera. Los 3 años son la edad perfecta para iniciarse en el fascinante y absorbente mundo de los puzles.

Lo ideal es comenzar con puzles muy sencillos, e ir aumentando la dificultad a medida que el niño se vaya acostumbrando al juego y vaya adquiriendo destreza.

2. El escondite

Este juego también es perfecto para los niños y niñas de 3 años. No solo es una buena oportunidad para que hagan ejercicio físico, sino que además se sentirán independientes y deberán pensar de forma estratégica. Podéis divertiros aún más si finges que no le encuentras aunque realmente le hayas visto, o si te escondes adrede en lugares absurdos. ¡Os lo pasaréis en grande!

3. Juegos de rol

Los juegos de rol, al igual que los puzles, son muy beneficiosos para los niños. En este caso, tratándose de niños tan pequeños, los juegos de rol son una forma de comenzar a introducirles en el mundo que les aguarda y aumentar su conocimiento sobre el mismo.

Ni que decir tiene que los juegos de rol son, además, un excelente estímulo para la creatividad y la imaginación. Conviérteles en policías, médicos o bomberos y verás lo mucho que se divierten.

4. Manualidades

Las actividades artísticas también son geniales para los niños de esta edad. No se trata de que se conviertan en grandes artistas, por supuesto, sino de que desarrollen su sentido del tacto al tiempo que estimulamos su creatividad.

Hay todo tipo de alternativas perfectas para niños y niñas de 3 años: plastilina (comprada o hecha en casa, lo que puede ser otro buen juego), figuras de papel o cartón, pintura con colorantes de comida, agua y harina…

5. Circuito con obstáculos

Los tres años son también una buena edad para comenzar a disfrutar al máximo de los juegos al aire libre. Preparar una carrera de obstáculos sencilla es una buena forma de pasar un rato genial, tanto con sus amigos como en familia.

6. La búsqueda del tesoro

Un clásico que nunca pasa de moda. Es una variante del escondite, pero la diferencia principal es que lo que esconderemos será un objeto, y podremos acompañarlos mientras lo buscan y apoyarlos con pistas y consejos.

Puedes elaborar una historia fantástica que les sirva de estímulo (tal vez un tesoro pirata, el escondite de un mago…) y haga volar su imaginación. Incluso podrías acompañarla de pistas misteriosas, dibujar un pequeño mapa… Verás cómo no paran hasta dar con el tesoro.

7. Identificar emociones

Los juegos para niños de 3 años sirven, en parte, para que los pequeños descubran el mundo, y también a ellos mismos. Las emociones (identificarlas, gestionarlas, expresarlas) son una parte fundamental de la personalidad, así que, ¿por qué no jugar con ellas?

Puedes, por ejemplo, proponerle crear caras de cartulina con expresión de tristeza, alegría, enfado, miedo… y luego retarle a identificar cada una. También podéis jugar a adivinar qué sienten los personajes de dibujos animados, por ejemplo.

Cuando buscamos juegos para niños y niñas de tres años, pronto descubrimos que hay muchísimo donde escoger. Esperamos que esta pequeña selección de juegos y actividades te haya ayudado… y si no, recuerda: el límite siempre es tu imaginación. ¡Crea tus propios juegos y divertíos en familia!

Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis