Sopas de letras para niños

En estos tiempos en los que las tecnologías lo copan todo, es complicado encontrar un aliciente para que los más pequeños de la casa se motiven con algunos de los pasatiempos más tradicionales como son las sopas de letras. Y es que, la tableta, el teléfono móvil, la vídeo consola o la televisión, son obstáculos muy duros a superar.

Sin embargo, en lugar de empeñarse en luchar contra los elementos y quejarse amargamente ¿por qué no adaptar estas sopas de letras a su entorno actual? ¿Por qué no hacer que las sopas de letras para niños sean algo más que un papel y un puñado de letras esparcidas sin un orden aparente?

¿Qué son las sopas de letras?

Una sopa de letras es un pasatiempo en el que de lo que se trata es de encontrar una serie de palabras ocultas entre el maremagno de letras que hay en el papel. Las sopas de letras pueden tener un tamaño variable, así como unas determinadas palabras a encontrar, las cuales, determinan su dificultad lo que incide el tiempo que se tarda en resolver.

Tipos de sopas letras para niños

Aunque este es un pasatiempo inmenso, sí que se pueden identificar algunos tipos entre los cuales podemos ver cuáles son los más apropiados para ellos.

Sopas de letras temáticas

Estas son, sin lugar a dudas, las más comunes. Las palabras giran en torno a un tema concreto. Este puede ser la naturaleza, la historia, la biología, las matemáticas o el deporte. Aquí no hay límites y se pueden utilizar para familiarizar a la niña o al niño que la hace con algunos términos que haya podido ver en la clase y que necesite reforzar. 

Sopas de letras autodefinidas

Si por algo se caracterizan las sopas de letras es por ser unos pasatiempos repletos de posibilidades. Y esta es una de ellas. Porque cuando el buscar palabras ya no es suficiente, se puede aumentar la dificultad a través de este sencillo sistema. De lo que se trata no es incluir una lista de palabras a buscar sino de incluir una serie de definiciones. Estas serán las que darán lugar a las palabras que hay que buscar.

La estimulación de la persona que realiza este pasatiempo es mucho mayor ya que tiene una doble tarea. Identificar la definición y encontrar la palabra. Eso sí, del mismo modo que en el caso anterior, las palabras pueden girar en torno a un tema de manera que se da una cierta orientación a la hora de determinar las palabras que encajan con las definiciones.

¿Cuáles son los beneficios de las sopas de letras?

Dentro de la sencillez del pasatiempo es cierto que se pueden determinar algunos beneficios muy importantes para los más pequeños.

-Amplían vocabulario. Esto es algo evidente. La lectura y la búsqueda de las palabras que hay en la sopa de letras les permiten conocer nuevos términos. Estos, con el paso del tiempo, comenzarán a ser utilizados en nuevas frases más complejas y con mayor sentido.

-Mejoran la expresión verbal. Esta es consecuencia de la anterior. Algo que se da sobre todo en las sopas de letras autodefinidas. El hecho de tener que encontrar la palabra definida hace que tengan que echar mano de otros recursos.

¿Cómo adaptarlas a su realidad?

La verdad es que este aspecto es el más sencillo de todos. Y es que, si por algo se caracterizan las nuevas tecnologías es por poder absorber todo lo que hay a su alrededor y convertirlo en suyo.

Con esto lo que se quiere decir es que seguramente existan aplicaciones para los dispositivos móviles y para los ordenadores personales en las que las sopas de letras sean las protagonistas. Esto no solo les permitirá realizar sopas de letras dentro de un entorno más familiar sino que les permite aprender con ellas.

Incluso, la versión digital de este pasatiempo, seguramente integre alguna que otra opción para poder competir de manera online con otros jugadores. De esta manera no lo verán como algo que tienen que hacer solos. La componente competitiva entra en escena con todo lo que ello implica desde el punto de vista de la motivación.

Ahora ya no hay excusa para pensar que los pasatiempos tradicionales y las nuevas tecnologías están reñidas. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de poder conjugarlas en una. Más que nada porque, haciendo honor a la verdad, resulta complicado conseguir que una niña o un niño mantenga la atención en un trozo de papel.

No es ni mejor ni peor. Simplemente les ha tocado vivir en un entorno completamente distintos que el que había hace un cuarto de siglo. Un entorno que ellos dominan y al que hay que acercar este tipo de pasatiempos si las mamás y los papás quieren que jueguen con ellos.

Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis