¿Qué hacer con los niños en vacaciones?

¿Qué debemos tener en cuenta al empezar las vacaciones con los niños?

Qué hacer con los niños en vacaciones: la gran pregunta que se hacen todos los padres cuando se termina el colegio y los niños van a pasar más tiempo en casa o se está planeando un viaje en familia. Tanto en casa como descubriendo el mundo, tener a los niños al lado exige cierta planificación, no cabe duda.

En cualquiera de los dos posibles escenarios, hay dos ideas que es importante tener claro. La primera de ellas es que las vacaciones no tienen por qué significar perder el tiempo o pasar el día delante de una pantalla. No es que esas dos cosas estén totalmente prohibidas, por supuesto, pero las vacaciones pueden servir para combinar todo tipo de actividades, movidas y relajadas, de tal forma que tanto hijos como padres estén a gusto y satisfagan sus necesidades.

La segunda idea es que tampoco hay que pasar forzosamente al extremo contrario y convertir las vacaciones en un torbellino de actividad incesante en el que no haya tiempo para descansar. Muchas personas ven las vacaciones como una época del año en la que su “trabajo” es divertirse. En el caso de los niños, esto resulta especialmente erróneo: los niños necesitan actividad, pero también tiempo para, en ocasiones, aburrirse, liberar su mente y trabajar su imaginación.

La clave, en definitiva, es ni quedarse corto ni pasarse. No resulta fácil, es cierto, pero precisamente por eso, como decíamos al principio, es esencial una fase de planificación para decidir qué hacer con los niños en vacaciones.

Vacaciones con los niños en casa

Muchas veces tendemos a pensar a que pasar las vacaciones en casa hace que sean menos vacaciones. Como si nos faltase algo. Más aún cuando tenemos hijos: da pena no poder llevarlos a otro sitio y contribuir a que descubran cosas nuevas.

Pues, ¡nada de eso! Las vacaciones con niños en casa también pueden estar muy bien, ser divertidas y provechosas. Todo depende de las ganas, la imaginación y, una vez más, la planificación. Aquí tienes varias ideas sobre qué hacer con los niños durante unas vacaciones en casa:

1. Elabora una agenda de vacaciones que incluya tanto posibles planes de ocio (paseos andando o en bicicleta, salidas al parque, piscina, cine, deportes, quedadas con amigos, etc.). También hay que dejar hueco para hacer los deberes del colegio. De esta manera, evitarás encontrarte con días vacíos en los que no sepáis que hacer, y además ellos no irán apurados con sus tareas y evitarán tener que hacerlas a todo correr durante los últimos días.

2. Incluye en la agenda algunos planes especiales que ayuden a romper con la monotonía y eviten que los niños se aburran. Cuáles escoger depende de los gustos de los más pequeños (y de tus propios gustos, no lo olvides), pero algunas posibilidades son: una visita al zoológico, un partido de fútbol, baloncesto u otros deportes, una salida a la playa o al monte, un circuito de karts, etc.

3. Involucra a los niños en las tareas de casa y la preparación de las comidas. Es una buena forma de comenzar a enseñarles a responsabilizarse y también pueden ser momentos muy divertidos si les echas imaginación y consigues convertirlos en un juego.

4. Reserva tiempo para tu pareja y para ti mismo. Esta parte es muy sencilla olvidarla, pero en realidad es fundamental. Tener a los niños en casa todo el día puede suponer un importante desgaste físico y mental. Los niños tienen una reserva de energía inagotable y demandan mucha atención. Aprovecha los momentos en los que estén con sus amigos o, por ejemplo, con sus abuelos, para relajarte con tu pareja o en solitario. ¡Así cargarás las pilas!

Vacaciones con los niños de viaje

Al igual que cuando os quedáis en casa, las vacaciones con niños de viaje requieren preparación, ya que los peques se aburren fácilmente y no es posible realizar ciertas visitas con ellos.

Lo mejor es, como siempre, planificarlo todo con antelación en función del lugar de destino, pero en casi todos ellos existen numerosas alternativas:

1. Parques temáticos. Siempre son un acierto para los niños. Con atracciones de todo tipo, seguro que tus hijos se lo pasarán en grande, tengan la edad que tengan. Añade además los espectáculos, desfiles y restaurantes de todo tipo y, ¡éxito asegurado!

2. Playa y piscina. Si las vacaciones son en verano, la playa y la piscina son prácticamente obligatorias. A los les encantará jugar tanto en el agua como en la arena.

3. Museos. ¿Museos en unas vacaciones con niños? ¡Claro que sí! Hay cada vez más museos adaptados para los más pequeños, con programas interactivos y actividades específicas para ellos. No lo dudes, puede ser todo un éxito.

4. Aprovecha la naturaleza. Las vacaciones son una oportunidad ideal para favorecer el contacto de los niños con la naturaleza y el medio ambiente. Podrán correr, jugar y divertirse a sus anchas entre ellos y con los animales.

Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis