Pompas de Jabón: diversión en casa

Los niños merecen divertirse, y aunque no todas las actividades de esparcimiento deben involucrar el aprendizaje, también es ideal solo relajarse y disfrutar, el juego es aún mejor si los niños pueden aprender cosas mientras se divierten. Hacer pompas de jabón es una oportunidad ideal para aprender un poco más sobre ciencia de una manera sencilla y, lo mejor de todo, ¡jugando!

Ahora bien, ¿qué es una pompa? son esferas de aire que se encuentra atrapadas en una delgada película de jabón y agua. Esta película está formada por dos capas de jabón que tienen dentro una fina capa de agua, lo que permite que el aire interno de la esfera no se escape. Las pompas de jabón, también conocidas como burbujas, son muy flexibles y tienen muchos colores, ya que reflejan bien la luz.

Lo más fascinante de las pompas de jabón es que pueden hacerse en casa con unos pocos ingredientes que se consiguen fácilmente.

Cómo hacer pompas de jabón en casa

Hacer pompas de jabón es cuestión de ciencia. En la mayoría de las recetas aparecen los mismos ingredientes, siendo los principales el agua y detergente, sin embargo, las proporciones en las que éstos aparecen pueden variar. Igualmente, no todos los detergentes producen los mismos resultados, por lo que se recomienda utilizar varios tipos hasta dar con el mejor.

Pompas de jarabe de maíz

Esta receta para pompas requiere un poco de paciencia para que funcione perfectamente, pues se recomienda dejar reposar a la mezcla un poco antes de usarla.

Ingredientes:

- 1 taza de detergente líquido - ¼ de taza de jarabe de maíz ligero - 8 tazas de agua - Un recipiente limpio con tapa - Embudo

Preparación:

- Vierte el agua en el recipiente utilizando el embudo para evitar derrames - A continuación, vierte lentamente el detergente líquido en el recipiente, asegurándote de no hacer pompas en el proceso - Mezcla estos dos ingredientes suavemente para no hacer pompas - Incorpora el jarabe de maíz a la mezcla y revuelve lentamente - Deja la mezcla reposar durante la noche para obtener mejores resultados

Pompas de jabón y azúcar

Esta receta es muy sencilla de hacer, pero como requiere del uso de agua tibia, es importante que supervises a tu peque en todo momento durante la preparación.

Ingredientes:

- Media taza de azúcar - Media taza de detergente líquido - 4 tazas de agua tibia - Bol - Batidor de mano

Preparación:

- Vierte el agua en el bol y agrega el azúcar. Bate la mezcla hasta que el azúcar se disuelva en su totalidad. - Agrega el detergente y mezcla todo hasta que se vea homogéneo - Deja la mezcla reposar por un par de horas para que funcione mejor

Pompas súper resistentes

Aunque todas las recetas para hacer pompas son geniales, nada mejor que hacer unas que sean muy fuertes y resistentes. Esto significa que no explotarán tan fácilmente, tienen la habilidad de rebotar, pueden apilarse, e incluso tu peque puede sostenerlas en sus manos. En este caso, la preparación es un poco más compleja, pero el resultado vale la pena totalmente.

Ingredientes:

- 4 cucharadas de detergente líquido - 2 tazas de agua destilada (funciona mejor que el agua regular) - 2 cucharadas de glicerina (puedes obtenerla en tiendas de manualidades, tiendas de decoración de pasteles, o incluso en algunas farmacias) - 2 cucharadas de jarabe de maíz blanco - Bol - Embudo (opcional) - Botella de plástico (opcional)

Preparación:

- Vierte el agua en el bol y luego añade el jarabe de maíz, la glicerina y el detergente líquido. Mezcla todo muy bien. - Cubre la mezcla o viertela en la botella utilizando el embudo, y luego tápala. - Deja reposar la mezcla en el refrigerador durante un día.

Pompas más grandes

Si lo que quieres es hacer unas pompas de jabón enormes, entonces ésta es la receta adecuada para ti. Te permitirá hacer las pompas más grandes con apenas unos pocos ingredientes de uso común.

Ingredientes:

- Media taza de maicena (harina fina de maíz) - 6 tazas de agua tibia - Media taza de detergente líquido - Media cucharada de glicerina - 1 cucharada de polvo de hornear - 2 recipientes

Preparación:

- Vierte la mitad del agua en uno de los recipientes y agrega la maicena. Mezcla ambos ingredientes hasta que la maicena se disuelva. - En el otro recipiente, coloca el polvo de hornear con el resto del agua, con cuidado para no hacer burbujas. - Mezcla el contenido de los dos recipientes y continúa revolviendo. - Agrega la glicerina y el detergente a la mezcla, asegúrate de no crear burbujas mientras revuelves. - Deja la mezcla reposar por al menos una hora. Revuelve bien antes de usar, y durante su uso para que no se sedimenten los ingredientes.

Cómo hacer las pompas de jabón

Una vez que tengas tu mezcla ideal de acuerdo a tu gusto, es hora de hacer las pompas de jabón. Para esto, hay varias cosas que puedes hacer dependiendo del resultado que quieras obtener.

- Usa un cilindro pequeño y largo de plástico para hacer las burbujas . Para esto, introduce un extremo del cilindro en la mezcla, y retíralo lentamente. Luego, sopla a través del tubo por el otro extremo. Esto producirá pompas de un tamaño pequeño a mediano, dependiendo del diámetro del cilindro.

DIY Bubble Cylinder(Foto: HomeSpun Threads)

- Construye un aparato sencillo para crear burbujas grandes o prueba un utensilio casero. Sólo necesitas una pieza de cuerda larga y dos cilindros de plástico largos de diámetro un poco más grande a la cuerda. Introduce la cuerda por ambos cilindros, y luego ata los extremos con un pequeño nudo. Esconde el nudo dentro de uno de los cilindros, y ubica el otro de modo que ambos estén en paralelo, formando un cuadrado. Para hacer las pompas, utiliza los cilindros como agarraderas y sumerge el aparato dentro de la mezcla (que debe estar ubicada en un recipiente amplio y poco profundo), luego retíralo poco a poco de la mezcla, y muevelo usando el aire como ayuda para crear la pompa. Necesitarás un par de pruebas, pero con práctica lo conseguirás.

Aparato para pompas de jabón grandes

- Construye una varita para pompas de jabón en casa. Solamente necesitas un trozo de alambre (puede ser el de manualidades). Haz un círculo de alambre en uno de sus extremos, dejando un trozo para poder tomarlo con la mano. El círculo es el que deberás introducir en tu mezcla para luego soplar a través de él y hacer las pompas de jabón. No olvides usar tu imaginación para jugar y probar diferentes utensilios para hacer las pompas. Incluso puedes probar usando los utensilios de cocina que tienes en casa.

Pompas de jabón en casa