Libros de colorear, un clásico que nunca falla

Entretener a los más pequeños de la casa no es sencillo. Esto es algo que puede saber cualquier que tenga hijos. De ahí que, en muchas ocasiones, se opte por la vía más sencilla. Las consolas de vídeo juegos, la televisión e incluso los dispositivos móviles de mamá o papá.
Se podría decir que todo vale con el único objetivo de que los “peques” estén un rato tranquilos y, sobre todo, en silencio. Pero, ¿y si se recurrieran a alternativas un poco más beneficiosas para ellos? ¿Por qué no echar mano de unos recursos, los libros de colorear, que siempre han funcionado?

¿Qué son los libros de colorear?

A decir verdad la definición de estos libros tan particulares no puede ser más sencilla. Se trata de una especie de cuadernos integrados por páginas en las que se pueden ver dibujos, sin colorear, para que sean las niñas y los niños, los que aporten esa nota de color.

Hay que destacar que el papel de estos libros de dibujos suele ser un papel especial de manera que se pueda conseguir un buen resultado con cualquier tipo de color. No importa si se quiere pinta con rotuladores, pinturas de cera o de manera. De lo que se trata es que el “peque” pueda expresarse en esos dibujos.

¿Qué tipos de cuadernos para colorear nos podemos encontrar?

La variedad puede ser bastante en función de la edad ya que no todos cubren las mismas necesidades.

Libros de colorear hasta los 2 años. En este caso los libros integran dibujos universales. Animales, vehículos y objetos cotidianos de la casa son los protagonistas. Son dibujos de gran tamaño de manera que los más pequeño puedan comenzar a trabajar la motricidad fina sin salirse en exceso.

Libros de colorear de 2 a 5 años. En este caso los cuadernos que se pueden encontrar en el mercado sin libros con unos dibujos un poco más concretos. Merece la pena mencionar el hecho de que las viñetas suelen pertenecer a sus personajes de ficción favoritos. Unos dibujos con un poco más de detalle con el objetivo de que hagan un trabajo algo más fino.

Libros de colorear desde 5 años hasta 8 años. Esta es la tercera y última categoría que se va a mencionar en estas líneas. En este caso el libro está formado por dibujos que en muchas ocasiones están incompletos. De lo que se trata es que el pequeño una unos puntos para terminar de formarlo. A continuación puede comenzar a dotarlo de color para que el resultado sea el esperado.

¿Cuáles son las ventajas de los libros de colorear?

Las ventajas de estos recursos educativos pueden llegar a ser muchas. De hecho son muchos los profesores los que los utilizan para realizar actividades complementarias en sus clases.

Ayudan a conocer los colores. Esto es algo básico. Gracias a estos libros se comienza a conocer los colores básicos. Sin embargo hay más ya que gracias a este aprendizaje, desde edades muy tempranas se pueden detectar algunos trastornos como puede ser el caso del daltonismo, por ejemplo.

Se trabaja la motricidad. Sin lugar a dudas este es uno de los aspectos más importantes. Y es que, gracias a esta actividad, comenzará a coger las pinturas de la manera correcta y a aprenderán a coordinar el movimiento de la mano para no salirse del dibujo del libro. Algo que incluso a los más mayores les puede venir bien para reforzar esta área. Potencia la imaginación.

La imaginación es algo muy importante para los “peques”. Los dibujos que ya vienen hechos, el unir puntos para formar otros nuevos y el hecho de ponerle color a todos y cada uno de ellos, es fundamental para que su imaginación eche a volar. ¿Qué sería de una niña o de un niño sin imaginación?

Como se ha podido comprobar a lo largo y ancho de estas líneas, son tantas las ventajas de estos libros para colorear que merece mucho la pena tener siempre uno a mano. Afortunadamente son muchas las editoriales, de todo tipo, las que publican este tipo de material por lo que es muy extraño quedarse sin el tuyo.

A todo esto hay que sumarle una ventaja adicional y es que no es un material caro en absoluto. Cierto hay que se pueden encontrar de muchos precios pero, por norma general, el precio depende directamente del grosor del libro, de la calidad del papel y de la cantidad de dibujos que contenga.

Un recurso educativo sin igual que merece la pena tener siempre a mano. Pocas maneras hay como esta de que pasen del tiempo entretenidos. No solo pueden estar varias horas dándonos tiempo para nosotros sino que, además, echan a volar su imaginación y trabajan otros aspectos que son muy importantes para su día a día. ¿Qué más se le puede pedir a un sencillo libro de colorear?

Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis