Juegos infantiles educativos

¿Por qué son tan importantes los juguetes educativos?

Los juguetes educativos para niños son los que más dudas suelen generar, habitualmente, a los padres. ¿A partir de qué edad es buena idea comenzar a regalarle juguetes y juegos educativos al niño? ¿Qué juguetes entran en esta categoría? ¿No resultarán aburridos, pesados o menos llamativos? ¿Los dejará de lado?

Hay muchos tipos de juguetes destinados a educar a los niños, pero lo que todos ellos tienen en común, por diversos que sean, es su función: estimular diferentes áreas, funciones y habilidades como los cinco sentidos, la creatividad, el lenguaje, la sociabilidad, la capacidad de razonamiento, la curiosidad, etc. Con ellos conseguirás:

  • Estimular su desarrollo cognitivo.
  • Favorecer su autoestima.
  • Potenciar sus capacidades afectivas y de interacción social.
  • Ayudar a desarrollar su memoria.
  • Apoyar su educación.
  • ¡Divertirles!

Los juguetes educativos son, por lo tanto, un complemento para la educación de los más pequeños. Los hay para todas las edades, aptos para utilizar en la escuela y fuera de ella, solos o acompañados de amigos o padres, juegos libres o dirigidos. En definitiva, ¡para todos los gustos y objetivos!

Como comentábamos al principio, muchos padres tienden a pensar que los juguetes educativos son más aburridos. Y sí, es cierto que los niños se sienten atraídos por elementos como luces, sirenas, botones y colores que, tal vez, no están tan presentes en este tipo de juguetes. 

Pero eso no significa que sean aburridos. Que algo sea aburrido o no depende de cada niño, y la variedad de juguetes educativos es muy elevada. Lo más recomendable es ir probando y dejar que el niño los vaya conociendo por sí mismo. Al final acabaremos acertando.

Ventajas de los juguetes didácticos para niños pequeños

Además de no ser aburridos, los juguetes de tipo educativo de hecho presentan importantes ventajas sobre los juguetes convencionales. No se trata de elegir uno u otro tipo de juguete, por supuesto, sino de entender los puntos fuertes de cada uno y asegurarse de que el niño usa ambos.

Los padres valorarán los juguetes educativos por características como estas:

-Son muy resistentes. Los fabricantes diseñan y crean los juguetes educativos para que duren mucho tiempo y no sean fáciles de romper ni estropear. Si tus hijos son especialmente movidos o inquietos, este tipo de juguetes te aseguran que no vas a tener que regalarles uno nuevo al día siguiente.

-Son seguros. Precisamente por su naturaleza y sus funciones, este tipo de juguetes cumple de forma estricta con todas las normas de seguridad vigentes. Es muy difícil que se produzcan accidentes con ellos.

-Son tranquilos. Si algo agradece cualquier padre al llegar a casa tras una larga jornada de trabajo, es que sus hijos escojan juguetes que no sean demasiado ruidosos. En ese sentido, los juguetes educativos son perfectos. ¡Nada de pulsar botones para emitir el mismo sonido una y otra vez!

Algunos ejemplos de juguetes educativos que podrías regalarles a tus hijos

-Niños de 0 a 3 años. Parques para bebés, libros interactivos, juguetes para apilar, instrumentos musicales sencillos (tambores, por ejemplo), muñecos.
-Niños de 3 a 6 años. Juguetes para elaborar construcciones, puzles infantiles, juegos de colores, juegos para moldear y esculpir, plastilina, rompecabezas en 3D de madera o plástico.
-Niños de 6 a 9 años. Juegos de mesa más elaborados, juegos de clasificación, instrumentos musicales más complejos, juegos artísticos.

Estas son solo algunas sugerencias, ya que la lista podría ser casi infinita, por supuesto. Debes tener en cuenta que tan importante como qué juguete didáctico elegir, es dónde adquirirlo. Hay muchos lugares en los que se venden juguetes, pero no todos ofrecen las mismas garantías ni la misma calidad.

Nuestra recomendación es que compres siempre en comercios especializados en juguetes y, si es posible, específicamente en juguetes educativos. No solo tendrás mayores garantías, sino que además el personal podrá asesorarte en base a la edad de tus hijos y tus necesidades concretas.

Por último, no deberías olvidar que hay muchos juguetes convencionales que pueden transformarse en educativos dándoles el uso adecuado, aunque no hayan sido diseñados para ello. Empleando tu imaginación seguro que conseguirás grandes resultados casi con cualquier tipo de juguete. ¿Te animas a probarlo?

Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis