Cómo cuidar los dientes de los niños

El cuidado bucal de nuestros hijos es importante desde sus primeros dientes. A menudo vemos como muchos niños tienen problemas en la boca no solo por la mala posición de sus dientes si no también por el exceso de caries o problemas en el desarrollo de sus dientes definitivos. Cada vez son más los niños que sufren de esto y se debe a varios motivos, entre ellos la falta de higiene y el consumo de alimentos con alto contenido de azúcares.

Existe la creencia de que no es importante cuidar los dientes de leche de los más pequeños ya que al final, estos acaban cayéndose y lo importante es cuidar los dientes definitivos, nada más lejos de la realidad. Cuidar la dentadura de leche de los niños ayudará a que los dientes definitivos crezcan más fuertes y sanos, de lo contrario, un mal cuidado de los primeros dientes de nuestro hijo puede generarle problemas a la hora de desarrollar su dentadura.

Principales problemas dentales infantiles

Chuparse el dedo

Ésta es una manía que tienen muchos niños, acostumbrados al chupete, cuando no tienen uno a mano utilizan su dedo para relajarse. Si el niño sigue chupándose el dedo a una edad avanzada puede ser porque tenga alguna preocupación o problema que le haga mantenerse en ese estado de ansiedad. Está comprobado que impregnar su dedo con líquidos picantes y amargos no son del todo eficaces y en el caso del picante puede ser perjudicial para ellos. Chuparse el dedo hace que se ejerza demasiada presión en la parte del paladar lo que puede ocasionar malas formaciones en la dentadura superior de los niños y que, en un futuro tengan que necesitar un aparato. El chupete también ocasiona estos problemas, pero existen chupetes especiales que reducen los riesgos de problemas bucales.

Falta de higiene

La falta de higiene bucal es uno de los principales problemas de los niños. A veces, sólo se cepillan los dientes una vez al día o incluso dos y pensamos que es suficiente pero lo recomendable es que puedan lavar sus dientes después de cada comida. La falta de cepillado en los dientes hace que el azúcar se quede demasiado tiempo en su boca produciendo caries y debilidad en sus dientes y encías. Además, mantener una buena higiene bucal es la mejor manera de evitar problemas como el sarro o encías sangrantes. Es importante que elijamos bien la pasta y el cepillo de dientes ideal para nuestros hijos, usar pastas dentales con índices de flúor elevados puede deteriorar el esmalte y crear manchas en su dentadura.

Exceso de azúcares

Aunque hemos hablado de la importancia de lavar los dientes después de consumir productos azucarados, la mejor manera de evitar problemas de caries es reducir lo máximo posible el consumo de alimentos con un alto contenido de azúcar. Cuando los niños son pequeños es inevitable que nos pidan chucherías, dulces y refrescos, por eso es difícil quitar estos alimentos en su totalidad. Es bueno que enseñemos a los niños que no se debe abusar de esos productos ya que no son buenos para su salud y tampoco para su dentadura.

Comer solo comida triturada

Cuando los niños son muy pequeños es recomendable darles la comida triturada, ya que, al no tener dientes pueden tener dificultades para tragar la comida. Esto, es algo que no debe de alargarse mucho tiempo ya que es bueno que los niños comiencen a masticar la comida porque les ayudará a desarrollar los músculos de su boca, así como, una dentadura sana y firme.

Falta de asistencia al dentista

A menudo nos encontramos ante la duda de cada cuando debemos ir al dentista con los niños. Cuando somos más mayores tendemos a descuidar las visitas al dentista, pero, en el caso de los niños es muy importante que estas visitas se realicen de manera periódica. Pero… ¿en qué ocasiones debemos ir? Estos son algunos de los indicadores que nos avisarán de que tenemos que hacer esa visita obligada:

Si algún diente se rompe

Cuando su mordida no coincide

Cuando aparece dolor

En caso de caries

Estos son algunos de los motivos por los que tenemos que llevar a nuestro hijo al dentista. Ya conocemos algunos de los problemas que afectan a la dentadura de los niños ahora, es bueno que, aunque no haya ningún problema, los niños a partir de 3 ó 4 años realicen una visita anual al dentista para ver que toda su boca se desarrolla de la manera correcta.

Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis