Fomenta la capacidad artística de tus hijos con estos dibujos

Dibujos para niños: la mejor forma de potenciar su creatividad e individualidad

¿A quién no le gustan los dibujos para niños? Dibujar divierte enormemente tanto a pequeños como a adultos, por lo que es una excelente actividad para realizar en familia.

Y no importa que creas no saber dibujar o que te salga regular, lo importante es la actividad en sí, el proceso. El resultado no importa tanto, ¡el objetivo es entretenerse!

Además, igual que sucede con la música o los experimentos, los dibujos para niños son un pasatiempo que no solo aporta diversión y buenos ratos en familia, sino que también educa y contribuye a potenciar el crecimiento a nivel mental, la creatividad y el espíritu artístico de los más pequeños.

Son muy numerosos los estudios que avalan la relación directa que existe entre las actividades artísticas, en general, y el desarrollo de la personalidad, sensibilidad, empatía… y un largo etcétera de habilidades que les serán muy útiles a los niños a medida que vayan cumpliendo años.

La principal razón es que a través del dibujo, los niños pueden comenzar a expresar su individualidad y sacar al mundo su “yo” interior. Los más pequeños pueden aprender a comunicar emociones y sentimientos (positivos o negativos) a una edad en la que aún es tal vez un poco complicado hacerlo con palabras.

No se trata solamente de introducir a tu hijo en el divertido mundo de los dibujos para niños con el objetivo de que en el futuro se convierta en un gran artista. Eso sería maravilloso, por supuesto, pero no es lo habitual.

Lo que se busca con el arte para los más pequeños es, sencillamente, darles herramientas para comunicarse, desarrollarse y crecer. ¡Ni más ni menos! Y todo ello, mientras se divierten (y tú con ellos). Buena combinación, ¿no crees?

Un pequeño resumen de todo lo que ganarán tus hijos con el dibujo podría ser este:

- Se divierten mucho.
- Ganan en creatividad.
- Potenciarán su capacidad de concentración.
- Crecerá su autoestima y disminuirá su estrés.
- Comenzarán a descubrir el mundo del arte.
- Expresarán su individualidad.
- Pasarán tiempo en familia, o con amigos y compañeros (si van a clases).

Los mejores dibujos para tus hijos: así podrás enseñarles a dibujar

Hay muchos tipos de dibujos para niños. Esto se debe a que los trazos de los más pequeños van creciendo y evolucionando a medida que lo hacen ellos. Todos los niños (y buena parte de los adultos) hacen garabatos, pero enseñarles a dibujar de forma más elaborada será un proceso apasionante, además de un pequeño reto.

No es buena idea introducir a los niños en el mundo del dibujo si manifiestan abiertamente que no les gusta. Pero lo cierto es que casi todos los niños disfrutan dibujando.

Aprovéchate de ello y empieza a enseñarles a dibujar con estas alternativas:

Formas geométricas sencillas. Enseñar a los niños, sobre todo a los más pequeños, a dibujar formas geométricas como triángulos, círculos, cuadrados, etc., es una excelente forma de comenzar.

No solo recibirán sus primeras nociones matemáticas (indirectamente), sino que, además, aprenderán las bases para hacer dibujos más complejos. Un gato, por ejemplo, puede ser un círculo y tres triángulos.

Animales. Conectando con lo que decíamos de las formas geométricas, proponerles hacer dibujos de animales es una idea genial. A los niños les fascinan los animales. De hecho, todos tienen uno favorito. Piénsalo: ¿cuál es el de tu hijo? ¡Le encantará dibujarlo!

En Internet encontrarás muchas plantillas diferentes, de todos los grados de complejidad y estilos que puedas imaginar, para dibujar animales paso a paso. Una buena idea es recurrir a tutoriales de YouTube y poneros tu hijo y tú, mano a mano, a dibujar vuestros animales favoritos. Pasaréis una tarde genial sin daros ni cuenta.

Personajes de ficción. Otra buena idea es proponerles a tus hijos dibujar los personajes de su serie de dibujos animados favorita. Podéis mezclar varios personajes de series diferentes, hacerlos en varios estilos… ¡Todo lo que se os ocurra!

Fotografías. No se trata de dibujar una imagen de forma realista, sino de utilizarla para motivar a los niños para dibujar a su familia, o tal vez un lugar que les guste…

Con las fotografías, los niños aprenden a extraer las líneas principales de una imagen para hacer un dibujo, y a partir de ahí, añadir detalles. Así que es un excelente entrenamiento para prepararles para realizar dibujos para niños algo más elaborados.

Dibujos de Navidad. Con la excusa de la Navidad, puedes proponer a tus hijos que dibujen contigo diferentes personajes navideños, los que más les gusten. O incluso podéis animaros a participar en los habituales pequeños concursos de postales en colegios, barrios, etc.

Y hay muchísimas más opciones: Dinosaurios para colorear, fichas de Animales polares, ejercicios de familias de animales...

Todo consiste en ser creativo, descubrir qué motiva a tus hijos y aprovecharlo. Juntos, descubriréis los innumerables beneficios y, sobre todo, la diversión de los dibujos para niños. ¡A por ellos!

Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis