Imprescindibles para acertar en la decoración de cumpleaños de tu hijo

¿Quieres que tu hijo tenga una fiesta de cumpleaños insuperable? Todos tenemos claro que no debe faltar en un cumpleaños infantil: niños, tarta, chuches y juegos. Pero si además le damos un toque especial con una decoración única, seguro que conseguimos que el cumpleaños de un niño se convierta en un momento inolvidable. 

Ideas para decorar una fiesta de cumpleaños infantil 

Lo primero que debemos hacer para organizar la mejor fiesta de cumpleaños es invitar a sus amigos, pensar en qué regalo le hará ilusión  y ponernos a manos a la obra con la organización de actividades para que nuestro pequeño tenga el mejor de los cumpleaños. 

El objetivo principal a la hora de idear una decoración cumpleañera es que el niño o niña se sienta muy especial, y de aquí la importancia de prestarle importancia a los pequeños detalles. La primera pregunta por tanto será, ¿ cuál puede ser la temática que más ilusión le haga? Animales, películas, su color favorito, un ídolo, su personaje animado favorito, la música, la ciencia… Una vez elegido el hilo conductor de la fiesta, solo queda ponerse a preparar los detalles. 

Estas ideas son algunos básicos que nunca fallan:

Banderines con su nombre: En una pared o colgado entre dos árboles si la fiesta es en el jardín, puedes atar una cuerda. Dicho cordón atravesará unas cartulinas de colores. ¿El tamaño? Es perfecto si es dina A4, para que se vea bien. Lo que debes hacer es recortar en uno de los lados la punta de un triángulo, y en cada esquina del lado contrario hacer dos agujeros. En una de las caras, por cada cartulina, pondrás en grande el nombre de tu hijo.

Bolsas de chuches o Candy bar: ¿Qué fiesta de cumpleaños no tiene bolsitas de chuches? Puedes comprar plástico transparente para envolver en la papelería, cortarlo en forma cuadrada, rellenarlo con gominolas al gusto, y cogiendo de las cuatro puntas llevarlas al centro y anudar con un cordel decorativo. ¿Una idea? Que haya cordones de diferentes tonos cromáticos. También puedes optar por hacer un Candy bar o una mesa de chuches, bastaría con reservar un parte de la mesa o una mesita pequeña para poner los dulces en diferentes formatos: sobre una caja de madera, en recipientes de colores, en brochetas… si dedicas un poco de tiempo y cariño, quedará genial.

La tarta: el momento más especial de un cumpleaños suele ser el soplo de las velas. Ese momento en que todos se centran en el niño y le cantan por su aniversario. Si además personalizamos la tarta del pequeño con el hilo conductor de la fiesta, será un momento perfecto. Si tu hijo no le gustan los pásateles, otra opción es la tarta de gominolas que podemos hacer nosotros mismo. En la papelería puedes encontrar círculos de corcho plástico de diferentes tamaños. Además, necesitarás palillos y muchas chucherías al gusto. Coloca los tres círculos de plástico uno sobre otro con pegamento y pincha una a una las chuches de colores dejando volar tu creatividad.

Vasos y platos: En las tiendas de barrio con productos económicos puedes encontrar utensilios para fiestas. Es importante que encajen con el resto de tonalidades de la decoración que has creado tú mismo. Puedes recurrir a los que están decorados con motivos de personajes de ficción o los que son lisos para mezclarlos entre sí y simular el arcoíris.

Mesa de merienda: depende de la cantidad de invitados haremos más o menos variedades de snacks. No obstante, basta con echarle un poco de imaginación. Por ejemplo, si le gusta el espacio, se puede hacer mini-hamburguesas como si fueran pequeños planetas, comprar snack con formas de estrellas o hacer bocaditos con forma de marciano.

Árbol de huellas: ¡Esta idea es súper divertida! Recorta una cartulina ancha con forma rectangular suficiente para la altura de los pequeños que se asemeje al tronco, y otras tres más finas y cortas que simulan las ramas. Colócalas sobre un mantel para camping. La idea que es que los pequeños se empapen las manos en pintura de diferentes colores para que dejen sus huellas para representar las hojas. ¡Será un perfecto photocall infantil!

Actividades y juegos: hay clásicos que nunca fallan: la cuchara y huevo, el escondite, carreras de sacos, relevos, explotar globos con un palillo, piñatas, el juego de las sillas... Pero si quieres darle un toque temático, no olvides personalizar la música e incluso hasta las actividades. Si, por ejemplo, tu hijo a elegido la selva, puedes tener una caja con disfraces o elementos de atrezo para que cada niño sea un animal y jueguen a caracterizarse con pinturas de cara. Una buena idea es preparar una mesa de manualidades para que hagan su animal favorito con rollos de papel higiénico, botones, plastilina y temperas

Con estas pequeñas ideas puedes hacer que el más pequeño de la casa tenga una fiesta diferente, divertida y que pueda recordar siempre. No olvides tener una cámara a mano para inmortalizar los momentos más importantes de una fiesta tan especial.

Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis