¿Le vas a regalar una bici? Esto es lo que tiene que tener

Montar en bicicleta seguramente sea una de las actividades recreativas más placenteras para los más pequeños de la casa. Sin embargo, no hay olvidar que esta actividad supone una gran responsabilidad para los adultos.

Por ello siempre es recomendable tener a mano una lista con los accesorios de seguridad imprescindibles para que puedan montar en bicicleta sin que pongan en riesgo su integridad física.

6 accesorios de seguridad para niños que no pueden faltar

En la siguiente relación se van a dar aquellos accesorios de seguridad que son imprescindibles y aquellos que aunque se podrían obviar, lo cierto es que se ha demostrado que es tal su eficacia que lo mejor es incorporarlos.

El casco es un básico que no puedes olvidar

Sin lugar a dudas, el casco es el accesorio de seguridad más importante con el que puede contar un pequeño cuando monta en bicicleta. Es más, en muchas ciudades a lo largo y ancho del planeta, el uso del casco cuando se monta en bicicleta es algo obligatorio.

Es un elemento que, literalmente, puede llegar a salvar una vida ya que en las caídas, se quiera o no, la cabeza es una de las partes del cuerpo que más desprotegidas quedan. Eso sí, para que el uso del casco sea eficaz, deberemos consultar con un profesional para elegir aquel que mejor se adapte a las necesidades de la niña o el niño en cuestión.

No solo hay que proteger la cabeza

Si bien es cierto que la cabeza es una parte del cuerpo que hay que proteger, sin lugar a dudas, los brazos y las piernas no lo son menos. De ahí la importancia de utilizar rodilleras y coderas.

Las caídas, laterales en la inmensa mayoría de los casos, hacen que los codos y las rodillas queden muy expuestas a un posible impacto con el suelo tendiendo a romperse con cierta facilidad debido a la dureza del asfalto. Pero claro, de la misma manera que sucede con el casos, estos accesorios de seguridad habrá que elegirlos acorde las características dela niña o del niño. Solo de ese modo serán efectivas.

Proteger las manos y favorecer el agarre

Ya se ha hablado de algunas partes del cuerpo que hay que tener a buen recaudo. Pues bien, las manos también tienen que formar parte de ellas. Para ello nada mejor que incorporar unos guantes a los accesorios de seguridad que ya se han mencionado.

Los guantes, eso sí, no pueden ser unos guantes cualquiera. Deben ser unos guantes específicos ya que no solo tienen que cumplir la misión de proteger las manos sino que también tienen que permitir un agarre firme al manillar. De un buen agarre puede depender el reducir el número de caídas.

Hay que ver y ser visto

No hay duda de que la visibilidad es un aspecto que no se puede negociar cuando se monta en bicicleta. Una visibilidad que tiene que ser abordada desde dos puntos de vista. Por un lado disponer de los elementos suficientes para poder ver de una manera más clara y, por otro, el de incorporar elementos que les permita a otros vernos.

Para el primero de los casos son multitud los dispositivos los que se pueden encontrar que emiten una luz blanca de gran potencia. En el segundo caso, bastará una luz de posición para ser visto con claridad.

Incorpora, si puedes, señales acústicas

Que los vehículos incorporen señales acústicas no es casualidad. Es una manera más de advertir a otras personas de la presencia de dicho vehículo.

Esto no se puede tomar a la ligera en el caso de las bicicletas. De ahí que, en el caso de que este elemento acústico, como puede ser el caso de un timbre, no reste seguridad y no interfiera en la conducción dela bicicleta, se puede incorporar sin ninguna clase de problema.

Protege los elementos básicos de la bicicleta

Cuando se mencionan los elementos de seguridad que son necesarios para llevar a cabo una conducción segura, no solo hay que centrarse en aquellos que van a mantener la integridad física de la niña o el niño. También hay que poner sobre la mesa algunos elementos que, si bien es cierto que solo protegen la bicicleta, no hay que olvidar que sirven para evitar accidentes.

Un buen ejemplo de ello es el cubrecadena. Un elemento protege la integridad de la cadena de la bicicleta lo que hace que la niña o el niño pueda montar sin problemas y sin riesgo a que se rompa.

Para terminar, hay que decir que la principal ventaja de todos estos accesorios es que actualmente se pueden encontrar muy fácilmente y a un precio realmente asequible. No en vano se pueden comprar tanto en superficies físicas como en tiendas online en internet por lo que no hay excusa para no ir bien protegidos cuando se monta en bicicleta.

Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis