Cómo hacer un avión de papel

Existe una enorme variedad de juguetes que los niños pueden utilizar, desde muñecas a pistas de carretas, también bloques de construcción y equipos de ciencia. Sin embargo, existe un juguete que ha estado presente desde hace muchísimos años y el cual siempre se gana el corazón de los peques: ¡el avión de papel!

Volar aviones de papel es una de las actividades más disfrutadas por los peques de casa. Estos clásicos juguetes son sencillos de hacer, pueden volar, y son extra divertidos. A partir del primer momento en el que un peque hace un avión de papel se enfoca en la manera de hacerlo volar más alto, más rápido y por más tiempo. Al ir al colegio, los peques usualmente tienen competiciones para ver cuál avión vuela mejor. Incluso, los niños intentan construir los aviones usando diferentes métodos, los personalizan con colores y diseños, y prueban formas novedosas para hacerlos más resistentes.

Por supuesto, detrás de la elaboración de una avión de papel hay algo de ciencia, incluso para el más sencillo de ello. Por eso son perfectos para los niños, es un rato de diversión sana que también sirve para que se adentren más en la ciencia mientras hacen un juguete entretenido.

Los mejores diseños para aviones de papel

El diseño de un avión de papel puede variar muchísimo. Hay diversas formas y trucos para doblar el papel de modo que tenga una forma específica que resulte más aerodinámica para las alas, o para la nariz del avión.

Dardo

Este diseño es uno de los más clásicos entre los aviones de papel. Es muy sencillo de hacer, y es ideal para principiantes y para los más peques de la casa.

Paper Airplanes

  1. Coge una hoja de papel (puede ser del color preferido de tu peque) y dóblala por la mitad a lo largo. Luego, reabre la hoja y aplana el papel.
  2. Ahora, toma una de las esquinas superiores del papel y dóblalo hacia dentro, hasta que alcance el centro del papel donde está el doblez inicial. Repite este paso con la esquina contraria a la que has doblado.
  3. Dobla las esquinas externas del papel nuevamente, hasta que se encuentren en el doblez central.
  4. Ahora, toma los dos lados del papel y dóblalo por la mitad.
  5. Para hacer las alas, coge una regla y ponla a lo largo del papel, desde la punta del avión hasta el centro del lado contrario. Coge el lado suelto y dóblalo sobre la regla. Tendrás la primera ala.
  6. Repite el último paso para doblar la segunda ala del otro lado.
  7. Abre las alas hasta que queden perpendiculares al cuerpo del avión.
  8. Como precaución extra puedes poner un poco de cinta adhesiva y colócala sobre las alas para evitar que se abran al volar.

Planeador 

Este diseño imita el movimiento que hacen las gaviotas al planear sobre el mar. Es más complicado que el diseño del dardo, pero es más estable y puede volar durante más tiempo.

Paper Airplanes

  1. Toma una hoja de papel, Coge una de las esquinas y dóblala de modo que el lado más corto del papel alcance el lado más largo.
  2. Recorta el sobrante que queda de doblar el papel en el primer paso.
  3. Toma el borde que está cerrado y dóblalo sobre el resto del papel. El doblez debe ser aproximadamente de entre tres a cuatro centímetros.
  4. Ahora, toma el avión y dóblalo por la mitad.
  5. Toma uno de los bordes donde está el doblez y dóblalo sobre el resto del avión. Repite en el otro lado.
  6. Enseguida, toma uno de los lados y dóblalo hacia afuera para crear un ala. Luego, repite este paso en el otro lado.
  7. Endereza las alas y tu avión estará listo para volar.

Zumbido

Este modelo es perfecto para aquellos que quieran realizar vuelos largos. Su diseño está basado en las moscas, y es esta característica que le da el nombre «zumbido», el cual es el sonido que hacen las moscas al volar.

Paper Airplanes

  1. Toma una hoja de papel y dóblala por el centro de manera transversal. 
  2. Enseguida, coge una de las esquinas superiores y dóblala a lo largo del doblez central.
  3. Repite el paso anterior con la segunda esquina superior.
  4. Coge el pico del avión y dóblalo hacia abajo, de modo que la punta toque el borde del doblez anterior.
  5. Ahora, toma las esquinas externas del lado superior y dóblalas hacia adentro, hasta que alcancen el doblez central.
  6. Toma la parte superior y haz un doblez hacia afuera de unos dos centímetros y medio.
  7. A continuación, coge el avión y dóblalo a la mitad.
  8. Para hacer las alas, coge las solapas del papel y dóblalas hacia afuera. Como guía, el tamaño del cuerpo de tu avión debe ser de un centímetro aproximadamente. El resto serán las alas.
  9. Coloca un poco de cinta adhesiva en las alas para mantenerlas juntas.

Avión de combate

Este avión de papel es uno de los más difíciles de elaborar, pero su diseño es especial pues es veloz, lo que lo convierte en uno de los favoritos de los peques.

Paper Airplanes

  1. Toma una hoja de papel y dóblala a la mitad, a lo largo del papel.
  2. Toma las esquinas superiores y dóblalas hacia adentro, hasta que alcancen el doblez central.
  3. Ahora, toma el borde superior de la hoja y dóblalo hacia adentro, hasta que alcance el borde opuesto. Desdóblalo. Debería quedar marcado el doblez.
  4. Repite el último paso, pero ahora utilizando el otro lado para tener un doblez opuesto al anterior.
  5. Dobla las marcas en forma de abanico, y coge la parte superior y dóblala hacia adentro, el borde superior se verá como una «v» invertida.
  6. Toma el borde inferior del trozo de papel que acabas de doblar, y dóblalo nuevamente hacia arriba. Ahora tendrás un gran triángulo en el lado superior.
  7. Toma las esquinas exteriores del triángulo y dóblalas hacia atrás. Éstas estarán entre dos capas de papel, la capa superior e inferior.
  8. Dobla el avión a la mitad y tendrás dos solapas iguales.
  9. Toma una de las solapas y dóblala hacia afuera para hacer el ala. Repite el proceso con la otra solapa.
  10. Toma los bordes de las alas y dóblalos hacia arriba, pero recuerda hacerlo en un ángulo para que funcionen mejor. 

Puede interesarte: Manualidades para niños