Cómo eliminar los piojos: tratamientos y prevención

La aparición de piojos es algo muy común en los niños, especialmente cuando están en edad de ir al colegio. Los niños tienden a jugar muy cerca entre ellos, lo cual facilita la trasmisión de estos insectos. Sin embargo, éste es un problema que no discrimina a nadie, y no es cuestión de tener buena o mala higiene personal. Cualquier persona que esté en contacto con piojos puede infectarse. Para los padres, aprender cómo eliminar los piojos es esencial, pues apenas una sola persona que esté infectada, puede transmitirlos al resto de la familia.

Los piojos comienzan poniendo huevos, más conocidos como liendres, los cuales son pequeños, más o menos del tamaño de una semilla pequeña de ajonjolí, y tienen un color amarillento. Usualmente, las liendres se pueden confundir con caspa, por lo que los padres tienen que ser muy cuidadosos al revisar a los peques. Una vez puestos los huevos, y después de un periodo de entre siete y diez días, los huevos eclosionan y se convierten en piojos. Después de nueve a doce días más, se vuelven piojos adultos y comienza el ciclo de nuevo.

El primer paso para eliminar estos insectos de manera efectiva es aprender a identificar los diferentes signos y síntomas de una infestación de piojos, estos son:

-Comezón en el cuero cabelludo que causa la necesidad urgente de rascarlo, algunas veces, hasta que el cuero cabelludo se irrita

-Presencia de liendres que pueden verse adheridas al cabello

-Sensación de hormigueo en el cuero cabelludo

-Insectos visibles a simple vista (esto ocurre una vez que los piojos han crecido y se encuentran activos)

-Nódulos linfáticos del cuello inflamados, lo que podría ser síntoma de una infección bacteriana

-Conjuntivitis

De todos estos síntomas, el más definitivo para confirmar la infestación es la presencia de liendres o de los piojos. Para tener esta confirmación puedes llevar a cabo este simple proceso: primero, humedece el cabello de tu peque, esto hará que veas los insectos con mayor facilidad; luego, coloca a tu peque bajo una luz brillante y peina lentamente el cabello de raíces a punta. Durante este proceso, las liendres y los piojos quedarán expuestos.

Una vez que has confirmado la presencia de piojos, entonces es hora de aplicar el tratamiento para eliminarlos.

Tratamientos para eliminar los piojos en casa

Cremas y champús (productos sin prescripción médica)

Usualmente, muchos tratamientos para eliminar los piojos son de venta libre, es decir, no requieren de prescripción médica para su compra. Pueden comprarse en farmacias o tiendas de cosmética. Estos productos trabajan lentamente, pues se requiere lavar el pelo y dejarles actuar. Usualmente funcionan matando a los piojos y las liendres.

Para utilizar este tipo de tratamientos de manera segura, sigue estas recomendaciones:

-Asegúrate de seguir las instrucciones al pie de la letra.

-No uses más de un producto al mismo tiempo. Mezclar los tratamientos puede ser peligroso.

-Trata de no utilizar estos productos a la hora de la ducha, pues sólo están indicados para la cabeza. Estos productos deben aplicarse en niños que estén completamente vestidos, pues así la exposición de la piel al producto es mínima.

-Revisa el pelo después de unas horas de haber aplicado el tratamiento. Si éste no ha funcionado, no lo repitas. En ese caso, es mejor consultar a tu médico de cabecera o un dermatólogo para que evalúen y encuentren una mejor opción.

-Al utilizar estos productos, no olvides peinar el cabello para así remover todas las liendres y piojos que puedan quedar alojados allí, incluso con aquellos productos que no requieran peinarse.

Productos con receta médica

Este tipo de tratamientos requiere de una receta para poder ser comprados, es por esto que es obligatorio ir al médico antes de obtenerlos. Existen diversos tratamientos con receta aptos para peques de todas las edades, y también para mujeres embarazadas.

Una vez que hayas aplicado cualquier tratamiento anti-piojos, no pierdas de vista el pelo de tu peque. Revísalo frecuentemente, y mantente atento o atenta en caso de que aparezca irritación en el cuero cabello, o en caso de que tu peque presente sensación de ardor. En cualquiera de estos casos, dirígete al médico rápidamente.

Cómo prevenir los piojos en los niños:

-Asegúrate de lavar cuidadosamente la ropa de cama, toallas y alfombras con regularidad. Estos artículos pueden infectarse con facilidad y los piojos pueden vivir en ellos periodos cortos de tiempo mientras buscan un nuevo anfitrión.

-Si notas algún síntoma relacionado con los piojos en la cabeza o el cuerpo de tu peque, revísalo inmediatamente.

-Si vives con alguien que tenga (o haya tenido) piojos, es importante que también te revises. Los piojos se contagian fácilmente y no discriminan.

-Si tu peque tiene el cabello largo, asegúrate de atarlo en una coleta alta, o haz una trenza, así podrás prevenir que se infecte de piojos si hay un brote en la escuela.

-Asegúrate de no compartir cepillos, peines, toallas o cualquier otro accesorio que se use en la cabeza (cascos, sombreros, gorros, etc.) en caso de un brote de piojos.

-Si la escuela tiene un brote de piojos, hasta que éste no termine, pídele a tu peque que no ponga su cabeza en contacto directo con los compañeros. Los niños tienden a jugar muy juntos,y por esto los piojos se propagan con facilidad.

-Las infestaciones de piojos son difíciles de prevenir y de controlar, pues estos insectos ponen muchos huevos a la vez. Sin embargo, si se siguen los pasos de control y prevención anteriormente mencionados, se puede evitar exitosamente un brote.