No son solo zapatos, elige el calzado adecuados para ellos

Todas y todos deseamos zapatos divertidos y que no lastimen los pies de nuestros niños y niñas. Elegir los adecuados puede parecer una tarea complicada. Descubre los siguientes consejos para disfrutar de en este proceso.

Llega nuestro bebé y con él sus primeros pasos. De igual forma que cuando aún están en la cuna compramos patucos para resguardar sus piecitos, en cuanto crecen ya debemos ponerles zapatos con otros fines, su seguridad y su comodidad. Sin embargo, esto no impide que pongamos un "toque" de originalidad que haga esta elección algo más divertida. Están en constante crecimiento y llegará un tiempo en el que usen zapatos "aburridos", entonces, ¿por qué no aprovechar esta etapa?

¿Cuándo es el momento de comprar los primeros zapatos?

El 50% de los niños dan sus primeros pasos cuando tienen ya un año. Entre los 13 y los 15 meses el 95% ya tienen la capacidad de realizar 5 pasos sin ayuda directa de nadie. Si les pedimos que caminen más de 5 pasos, osea, que ya hagan lo que se llama “marcha libre”, el 50% la hacen entre los 13 y los 14 meses, y entre los 14 y los 16 meses lo realiza el 95%.

Por norma general a los 16 meses únicamente un 5% de los niños no camina, esto no quiere decir nada malo, sino que debemos estudiar con un profesional si puede deberse a algo en concreto (algún problema neurológico u otras opciones) o que simplemente se trate de un niño que tiene un ritmo de crecimiento más lento.

Partiendo de esto ya vemos cuándo sería lógico que nuestro niño camine, es decir, a los 16 meses, y es aquí cuando debemos plantearnos el comprar sus primeros zapatitos. Empieza la fiesta. 

¿Qué tipo de calzado es el aconsejable para mi hijo?

Cuando comienzan a caminar solemos ponerles zapatillas de suela blanda (es decir, sin suela), o calcetines, cosa que debemos tener cuidado por si resbalan. Lo bueno sería que si están en casa, que no lleven zapatillas, que puedan ir descalzos, porque el pie está diseñado para ello y porque como están aprendiendo, cuanta más sensibilidad tengan mejor.

Esto genera que se esfuerce en la búsqueda de nuevas habilidades. Únicamente asegúrese de que su área de juego esté libre de desechos que puedan lastimar sus pies.

Cuando salimos a la calle lo mejor es ponerles unas zapatillas o zapatos bajos, las botitas le quitan movilidad a sus tobillos. La suela debería ser bien moldeable, fina, que se logre doblar cómodamente, para que permita al zapato adaptarse a los movimientos del pie. Si la suela es bastante dura y no se dobla bien al caminar, lo más seguro es que estén incómodos y que inclusive se caigan más a menudo.

Deberíamos tener claro dos factores muy sencillos: Los zapatos rígidos son una mala opción para los pies de nuestros niños. Estos dificultarán el desarrollo del pie, causando daños como hundimiento del puente, defectos posturales y por tanto lesiones en la espalda.

Y segundo, el calzado deberá permitir que sus pies respiren. Plantillas de materiales naturales podrán facilitar que el pie transpire, y así evitar que sude. Las telas artificiales (sintéticas) hacen que los pies suden más de lo normal. En resumen, el pie necesita libertad de movimiento y aire.

¿Cuál es el tamaño de calzado ideal para mi hijo?

Se debería comprar zapatos que sean, al menos, 1/4 más grande que su pie. Si nos equivocamos en esto y compramos zapatos que le queden justos o pequeños, lo más probable es que estemos comprando zapatos de nuevo muy pronto.

Varios expertos recomiendan probarle los zapatos a nuestros niños por la tarde, ya que el pie está más ensanchado y alargado que por la mañana. Pruebe varios modelos con su hijo y permita que ese momento sea especial. Es aconsejable que el vendedor realice una medición adicional, así jugaremos con más opciones.

Recordemos que el calzado va a moldear, proteger, abrigar y dará equilibrio a los pies de nuestros niños. Es importante que elijamos zapatos cómodos y de calidad. Y como decíamos en el punto anterior, que además ofrezcan holgura y transpiración.

Realizar la compra de los zapatos en una tienda física, es la mejor forma de asegurarnos que vamos a acertar en el tamaño. Además, recomiendo hacer de esto un momento de juego para nuestros niños. Que ellos puedan poner atención en algo que mejora su movilidad y salud. Si el calzado cumple con todos los estándares que hemos nombrado... es el momento de divertirse, ser arriesgados en los colores y estilos. 

¿Se pueden reutilizar zapatos ya usados?

Los zapatos usados se pueden utilizar y además pueden ser una perfecta oportunidad de ahorrar un dinero. Antes, debemos asegurarnos de que su suela interior esté intacta. Si la suela está deformada y amoldada ya al pie de otro niño debemos desechar estos zapatos.

Si la suela está en perfectas condiciones y le vienen bien en tamaño, no solo ahorramos un poco sino que contribuimos con el medio ambiente.

Si nos hemos decidido a usar esos zapatos de un sobrino o primo para nuestros niños, llega el momento de la limpieza. Se deben tratar con alcohol altamente concentrado o con un desinfectante ecológico para los pies. Para prevenir el desarrollo de bacterias, los zapatos deben dejarse secar durante 24 horas.

Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis