Clases de inglés online para niños con profesores nativos

Si tu peque tiene menos de ocho años de edad, entonces está en la etapa perfecta para aprender a hablar otro idioma, e incluso para ser bilingüe. A esta edad, el cerebro de los niños es como una esponja: absorbe una impresionante cantidad de información a un ritmo muy acelerado. Hoy en día, muchos padres no pueden enviar a sus peques a ver clases en una academia, ya sea porque no existe alguna en su comunidad o porque les preocupa que sus peques no saquen el mayor provecho de las clases, e incluso les puede preocupar que las actividades no sean lo suficientemente atractivas y motivantes para sus peques. Sin embargo, siempre existe una alternativa para estos problemas: clases de inglés online. Con este tipo de clases, los peques pueden aprender desde casa mientras los padres se mantienen al tanto de su progreso, y todo en un ambiente seguro.

Beneficios de las clases de inglés online

Con el alza de la tecnología en la última década, las clases en línea han ganado importancia a nivel mundial. El tener la posibilidad de ver clases de inglés desde casa con profesores nativos hace que la experiencia educativa sea mucho más interesante y mejor para los peques, pues éstos pueden aprender el idioma de una persona que lo maneja a la perfección. Pero, ¿qué otros beneficios tienen las clases de este tipo para los niños que estudian inglés como segundo idioma (o como idioma extranjero)?

  • Divertidas y motivantes: para los peques, aprender mientras se divierten hace las cosas mucho más sencilla. Durante la infancia, los niños experimentan el aprendizaje a través de actividades como juegos, canciones o manualidades. Existen muchos recursos que se pueden utilizar para hacer las clases online divertidas y estimulantes. De esta manera, los peques siempre esperarán con ansias la próxima clase.
  • Acceso cuando sea, donde sea: usualmente, las academias comunes para el aprendizaje de idiomas tienen horarios establecidos, mientras que con las clases en línea los padres tienen la posibilidad de organizar y agendar las clases en los mejores horarios para ellos. Adicionalmente, estas clases son accesibles en cualquier momento y desde cualquier parte del mundo, y lo único que se necesita es un dispositivo electrónico como un móvil o una tableta y a acceso a internet.
  • Mejora de las habilidades de comunicación: la idea principal de tener clases online es interactuar con profesores para hablar y escuchar. Al tener una clase de inglés con profesores nativos, los peques estarán más atentos a lo que les dicen, lo que hará que su comprensión auditiva en inglés sea mucho mejor, y también será de gran ayuda para mejorar el habla de los peques, pues podrán aprender el acento de una persona nativa, pudiendo captar así sonidos propios del nuevo idioma.
  • Entorno seguro: ir a una academia no siempre es sencillo, especialmente si tu peque tiende a ser tímido, o si es demasiado joven. Tener clases en línea hace que los padres puedan monitorear de una manera más sencilla el progreso de su peque durante las lecciones, asegurándose de que se encuentren bien en todo momento.

¿Cuál es la edad ideal para aprender con clases online?

Niños de hasta 2 o 3 años de edad pueden comenzar a aprender inglés online. Muchos padres piensan que los niños deberían comenzar las clases de inglés en cuanto estén en el colegio. Sin embargo, durante la infancia temprana los peques están en la etapa perfecta para comenzar a adquirir destrezas básicas para manejar con fluidez un nuevo lenguaje en el futuro, pues durante esta etapa, el aprendizaje ocurre de manera natural.

Otro punto importante a tomar en cuenta es que los niños más pequeños no requieren un conocimiento previo extenso para comenzar las clases, de modo que si tu peque no ha tenido clases de inglés anteriormente, puedes prepararle para las clases online practicando algunos conceptos básicos a través de aplicaciones de aprendizaje de inglés.

Cómo sacar provecho de las clases de inglés online

Hay muchas actividades que pueden hacer juntos en casa para sacarle partido a las clases de inglés de tu peque. Échale un vistazo a algunos de los recursos que puedes utilizar para este propósito.

  • Actividades en inglés: puedes ayudar a tu peque a prepararse por las clases por anticipado mediante el uso de recursos en inglés. Pueden utilizar canciones, audiolibros, fichas para imprimir o juegos. Éstos ayudarán a tu peque a familiarizarse con el lenguaje antes de cada lección, haciendo que puedan comprender todo más fácilmente.
  • Aplicaciones de aprendizaje de inglés: puedes incorporar una app de inglés para niños de modo que tu peque pueda practicar más este idioma en su tiempo libre. Usualmente, estas aplicaciones tienen videos y juegos divertidos que, además de ser muy entretenidos, son educativos y motivan a los peques a continuar aprendiendo. Igualmente, estas apps también ayudan a tu peque a aprender naturalmente y mantener su atención enfocada.
  • Escuchar, y ver, a otros hablando: después de cada clase de inglés, pueden intentar mirar videos y películas en inglés juntos, así tu peque podrá escuchar diferentes tipos de voces y acentos en este idioma.
  • Conversación en casa: cuando ya tu peque tenga algo de vocabulario, puedes comenzar a incorporar palabras en inglés en las conversaciones diarias en tu idioma nativo. Es una buena manera de comenzar a adquirir y practicar nuevo vocabulario que sirva para su día a día.
Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis