Tu bebé caerá rendido con estas canciones de cuna

No importa la época, el momento o el lugar. Lo cierto es que la música, lo queramos o no, tiene un efecto en todos y cada uno de nosotros. Un efecto que hace que, en función del ritmo y de los sonidos, nuestro cuerpo se ponga alerta, se relaje, se emocione o se estremezca.

Es el gran misterio de los sonidos. Unos sonidos que, dicho sea de paso, también afecta de un modo muy especial a los más pequeños de la casa. De ahí, que desde siempre, se hayan utilizado algunas melodías, algunas canciones y algunas letras para que puedan conciliar el sueño de una manera plácida.

¿Qué hace que las nanas sean tan efectivas?

A decir verdad es una conjunción de dos factores. Por un lado, tenemos el ritmo de las mismas. Un ritmo repetitivo, casi minimalista, que hace que el cerebro del bebé comience a desconectar de la realidad que le rodea. El otro factor, como no podía ser de otro modo, tiene que ver con el tono de voz de la madre. Un tono familiar y que, está comprobado, ejerce un poder calmante sobre el bebé.

¿Cuáles son las mejores canciones de cuna para que tu hijo duerma?

Esta podría ser, sin lugar a dudas, la eterna pregunta. Todo un dilema sobre todo si tenemos en cuenta que puede haber tantas nanas como queramos. Algunas más conocidas que otras, e incluso algunas improvisadas según el momento, aquí te hemos traído un amplio abanico de posibilidades.

Estrellita, ¿dónde estás?

Esta es una de esas nanas que se puede considerar como atemporal, todo el mundo la conoce y seguro que la habréis oído alguna vez...

Estrellita donde estás
me pregunto quién serás.
Estrellita dónde estás
me pregunto quién serás.
En el cielo o en el mar
un diamante de verdad.
Estrellita dónde estás
me pregunto quién serás.

Es hora de ir a la cama

Cierto es que la hora de ir a acostarse no es un momento que guste mucho a los pequeños. Algo que se mantiene a medida que van cumpliendo los años. Por eso aquí os dejamos una ayuda que a buen seguro os facilitará mucho las cosas.

Hasta mañana si dios quiere,
que descanséis bien
que ya llegó la hora de acostarse
y de soñar también.
Porque mañana será otro día,
hay que vivirlo con alegría

Pin Pon es un muñeco

Esta nana es una de nuestras preferidas. Y no solo porque los niños y las niñas caigan rendidos sino porque es una de esas que tiene una letra incluso graciosa. Perfecta no solo para los recién nacidos sino para aquellos que con 2 o 3 años todavía necesitan de la ayuda de mamá o de papá para conciliar el sueño.

Pin pon es un muñeco,
muy guapo y de cartón, 
se lava la carita
con agua y con jabón.

Pin Pon siempre se peina,
con peine de marfil,
y aunque se hace tirones
no llora ni hace así...

Pin pon dame la mano,
con un fuerte apretón
Yo quiero ser tu amigo,
Pin Pon, Pin Pon, Pin Pon.

Los cerditos dormilones

La verdad es que los animales es uno de esos recursos que se utiliza en todo lo que tiene que ver con la infancia. Y claro, las canciones de cuna no iban a ser una excepción. Una nana que, además, hace referencia al cariño que puede dar una madre y a lo confortable que está un niño en su cama.

Los cochinitos ya están en la cama,
muchos besitos les dio su mamá,
y calentitos los tres en pijama
dentro de un rato los tres roncarán. 

Uno soñaba que era Rey
y de momento quiso un pastel
su real ministro hizo traer
quinientos pasteles nomás para el.

Otro soñaba que en el mar
en una lancha iba a remar
más de repente al embarcar
se cayó de la cama y se puso a llorar.

El más pequeño de los tres,
un cochinito, lindo y cortés
Éste soñaba con trabajar,
Para ayudar a su pobre mamá

Y así soñando sin despertar,
Los cochinitos pueden jugar
ronca que ronca y vuelve a roncar
Al país de lo sueños se van a pasear


Añadir que siempre podemos inventarnos nuestras propias canciones. Basta con prestar un poco de atención a todo lo que le llama la atención a nuestro bebé para poder hacer una pequeña canción alrededor de ello.

El Sol, la Luna, las nubes o las estrellas. Todo es una excusa perfecta para componer un par de sencillas estrofas y acompañarlas de una melodía popular. Incluso, por supuesto, esta melodía puede ser la que se utilice en otra nana.

Con el paso del tiempo podrás observar que tu bebé prefiere unas nanas sobre otras lo que te permitirá alcanzar una rutina para irse a la cama que nunca falla.

Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis