La natación, un deporte completo para los niños

El deporte es la mejor opción para el desarrollo óptimo de los niños. Existen muchos beneficios para nuestros hijos en el deporte, algunos de ellos además de la salud son la constancia y la mejora de sus relaciones sociales. Según los expertos, la natación es uno de los deportes más completos y más beneficiosos para nuestros niños. Desde que los niños se encuentran en el vientre de su madre están rodeados de agua por lo que es un medio donde ellos se sienten cómodos. A la mayoría de los niños les encanta el agua y además les ayuda a relajarse e incluso es uno de sus lugares preferidos para divertirse, saltando y salpicando por todos lados.

Los beneficios de la natación

Deporte no lesivo

La natación es un deporte completo y además es uno de los que menos lesiones produce. Aparte de no ser un deporte lesivo es un deporte que previene futuras lesiones, de hecho, los médicos lo recomiendan a personas con lesiones articulares o con problemas de espalda. Según informan varios expertos son muchos los casos de niños que han mejorado problemas de espalda, como la escoliosis, gracias a la práctica de la natación.

Mejora la capacidad pulmonar y cardiovascular

Los niños que han practicado natación a edades tempranas aprenden antes a respirar y aumentan su capacidad pulmonar. Pero… ¿puede tu hijo realizar natación si tiene algún problema respiratorio? La respuesta es sí, salvo contraindicación médica. Algunos problemas pulmonares se ven mejorados, o incluso corregidos, después de practicar este deporte. También los problemas cardiovasculares pueden mejorar notablemente con la natación ya que este deporte aumenta su resistencia física.

Desarrolla músculos y articulaciones

A diferencia de otros deportes, que solo fortalecen la parte superior o inferior del cuerpo, la natación ayuda al desarrollo de los músculos de todo el cuerpo. Esto es bueno para nuestros hijos ya que les ayuda a crecer fuertes y desarrollan sus músculos de manera progresiva, siempre acorde a su edad y a su peso. Al utilizar tanto brazos como piernas este ejercicio es bueno para que nuestros hijos fortalezcan sus articulaciones. Cuando los niños son pequeños muchas de las lesiones se producen en muñecas, codos, rodillas o tobillos por eso la natación es un deporte perfecto para ellos ya que el número de lesiones se verá reducido al practicarlo. Además, la natación mejora factores como la flexibilidad, a rapidez y la motricidad de los niños.

Ayuda a controlar el peso

Según los informes de la OMS (Organización Mundial de la Salud) el número de niños obesos ha aumentado notablemente en los últimos años debido al mal hábito de las comidas, la falta de ejercicio y el abuso de comidas procesadas. Por esto, la natación es un buen deporte para ellos, al tratarse de un deporte aeróbico les ayuda a mantener un ritmo de actividad física que les permite mantener su peso. Por otro lado, es un buen ejercicio para prevenir la diabetes o incluso para tratarla. Al ser un ejercicio aeróbico produce una mayor sensibilidad a la insulina lo que reduce los niveles de glucosa en sangre y de esta manera se reducen las necesidades de insulina en los niños que padecen diabetes.

Les relaja

La natación es un deporte que desgasta mucha energía, y que al ser en el agua, produce un mayor estado de relajación cuando se realiza. Los niños suelen tener mucha energía que no saben como canalizar, por ello este deporte es perfecto ya que les ayudará a gastar toda su energía y podrán incluso descansar mejor durante la noche. También, salvo que los médicos digan lo contrario, es un deporte ideal para aquellos niños que padecen hiperactividad, un ejercicio aeróbico como este les vendrá bien para regular sus niveles de actividad y de energía.

Aumenta la capacidad de esfuerzo y la socialización

Como otros deportes la natación requiere de un esfuerzo y de una constancia para mejorar, esto ayuda a que los niños aumenten su capacidad para esforzarse y conseguir sus objetivos.

También ayuda a que los niños mejoren sus capacidades sociales debido a que se encuentran con otros niños e incluso con sus profesores. Este contacto con otras personas y otros niños les ayuda a crecer en su ámbito más personal, algo que les ayudará también en su edad adulta.

La práctica de deporte es buena a todas las edades y sobre todo la natación, un deporte completo, que se puede practicar desde que son muy pequeños y que como hemos visto les traerá grandes beneficios.

Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis