Autoestima en niños

La autoestima puede definirse como la valoración que una persona tiene sobre sí misma y comienza a desarrollarse desde la infancia temprana, desde el momento en el que los bebés comienzan a gatear, a ponerse en pie, o a caminar sin ayuda. Es por esto que, a medida que los niños crecen, las actividades diarias como utilizar el baño o aprender una palabra nueva en otro idioma, se convierten en importantes logros que les ayudan a tener más confianza en sí mismos.

Todas estas acciones requieren algo de esfuerzo, y por esto los niños comienzan a aprender que si llevan a cabo estas simples tareas, entonces es más probable que puedan alcanzar metas más complejas en el futuro. Cosas tan básicas como tener un buen grupo de amigos, u obtener buenas calificaciones en la escuela, se ven afectadas por la autoestima.

Importancia de tener buena autoestima en la infancia

La autoestima tiene un impacto directo en aspectos relevantes de la vida de un niño, ésto la convierte en una prioridad para los padres. Los niños que tienen mayor confianza en sí mismos generalmente llevan una vida más saludable a medida que crecen, esto se evidencia en la forma en la que un niño actúa día a día, e incluso hasta en las decisiones que él o ella toman.

Debido a los constantes cambios por los que pasan, los niños suelen sentirse bajo presión. Existen una gran cantidad de cosas nuevas a las que enfrentarse a diario: ir a clases, hacer nuevos amigos, cambios corporales debido al crecimiento, y algunas cosas más difíciles como mudarse de hogar o de escuela. Todos estos cambios pueden hacer que la vida de un niño sea complicada. La habilidad de enfrentar estos problemas exitosamente es algo que se relaciona muy de cerca con la valía personal que tengan.

Adicionalmente, incluso la decisión de probar algo nuevo puede verse afectado por la baja autoestima. Es por esto que los padres necesitan estar al tanto de lo que está pasando en la vida de sus hijos, pues así pueden identificar con éxito posibles problemas de autoestima.

Cómo reconocer si tu hijo tiene alta autoestima o baja autoestima

El primer paso para ayudar a tu peque es identificar si tiene un problema. Aunque cada niño es diferente, hay algunas características en común entre los niños que tiene alta autoestima, y también entre aquellos cuya autoestima no es adecuada.

Características de un niño con alta autoestima:

- Hace amigos con facilidad. Usualmente, los niños con alta autoestima tienden a sentirse cómodos hablando con nuevos amigos en el parque o en la escuela.

- Intenta hacer las cosas por sí mismo. Es más probable que un niño esté dispuesto a intentar resolver un problema, o incluso a pedir ayuda si es necesario, cuando se valora adecuadamente. Esto es muy saludable pues ayuda a que los peques se vuelvan más independientes.

- Siente orgullo por sus logros. Ya sea aprender un nuevo idioma, o marcar un punto mientras juega, los niños que tienen buena autoestima aprenderán a celebrar todos los logros que cosechen.

- Se adapta fácilmente a nuevas situaciones o a cambios repentinos.

- Se siente cómodo jugando en solitario o en actividades grupales.

- Sabe lidiar con la presión social y con la aparición de emociones fuertes (tanto buenas como malas).

- Se frustra mucho menos cuando algo no sale como esperaba.

- Reconoce las cosas buenas acerca de sí mismo y se acepta tal y como es.

Características de un niño con baja autoestima:

-No cree que sea tan bueno como los demás, lo cual puede impactar seriamente la forma en la que se siente.

- Le cuesta sentirse aceptado, o incluso querido. Esto hace que sus relaciones con amigos y familiares sean más complicadas.

- Tiende a darle más importancia a sus fallos que a sus logros. Esto desanima a los peques a intentar algo de nuevo arreglando los fallos.

- Es extremadamente autocrítico, al punto en el cual es muy duro consigo mismo. Esto pone una presión innecesaria cuando sucede algo, aunque no tenga mucha importancia.

- No tiene confianza en sí mismo, lo cual no le permite ser quien quiere ser.

- Tiene dificultad haciendo amigos y hablando con personas.

Consejos para que los niños mejoren su autoestima

Para los padres es importante saber que todos los niños son diferentes. Cada niño tiene su propia personalidad, su propia forma de ver la vida, y también de manejar las cosas. Esto es esencial cuando se trata de mejorar la autoestima de un niño, pues los padres deben tener en cuenta su individualidad. Si sospechas que tu peque pudiese tener problemas de autoestima, entonces estos consejos te resultarán útiles:

- Ten buena comunicación con tu hijo, y haz que no se sienta temeroso de pedir tu ayuda o hablarte. Esto es importante también para tener una relación sana con tu peque a largo plazo.

- Los elogios desmedidos pueden hacer más daño que bien. Es mejor reconocer cuál es el mejor momento para elogiar a tu peque, por ejemplo, en ocasiones que sean realmente importantes, especialmente en aquellas cosas que hayan requerido esfuerzo de su parte. Igualmente, recuerda que es más importante que se enfoquen en todo el esfuerzo que hacen los niños para alcanzar una meta y no solo en el resultado en sí.

- Anima a tu peque a ser competente. Esto puede lograrse dejándole que tome algunos riesgos controlados, que resuelva sus propios problemas y que tome sus propias decisiones. Es importante que dediques algo de tiempo a ayudar a tu peque con ciertas tareas cuando sea la primera vez, pero luego permítele que las haga solo, aunque se equivoque.

- Permite que tu peque demuestre todo aquello que es capaz de hacer. Déjale que ayude en casa y que haga las cosas a su manera. Puede ayudarte a hacer la cama, o a limpiar la mesa. Con el tiempo, tu peque aprenderá a hacer estas cosas por sí mismo y se sentirá orgulloso de ayudar.

- Anima a tu peque a que lleve a cabo algo que sea de su interés. Si le gusta dibujar, o tocar la guitarra, como padre sería ideal que nutras y animes el interés que tiene tu peque. De esta manera podrá tener más confianza en sí mismo y comenzará a conocer cuáles son sus gustos e intereses.

- Ayuda a establecer metas que sean alcanzables. Al poder alcanzar metas que sean sencillas, tu peque podrá motivarse a completar otras que sean más difíciles una vez que sean mayores.

- Demuestra que tu amor es incondicional, sin importar lo que suceda. Algunos niños sienten temor a cometer errores, lo que luego se convierte en graves fallos de autoestima, ansiedad, y depresión, pues sienten miedo de fallar y no ser queridos. Recuérdale a tu peque que siempre le ayudarás cuando quiera enmendar sus errores.

.