Sabemos cuál es la mejor manera de entretener a los niños en vacaciones

Niños en casa durante las vacaciones: ¿cómo organizarnos?

Entretener a los niños en vacaciones puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza para los padres. Los más pequeños de la casa ya no tienen colegio, pero normalmente sus padres siguen trabajando, salvo en semanas concretas.

E incluso si los padres están en casa durante las vacaciones, puede ser difícil pasar de mantenerlos entretenidos y ocupados durante solo unas pocas horas de la tarde a tener que hacerlo durante todo el día.

Es fácil organizarse mientras los pequeños están en el colegio, pero, ¿cómo entretener a los niños en vacaciones? ¿Qué actividades se pueden realizar, cómo organizar el tiempo libre?

Antes de nada, es importante entender que las vacaciones no tienen por qué ser sinónimo de tiempo perdido. Existen numerosas actividades con las que ocupar el tiempo de los niños que no solo servirán para entretenerlos, sino también para complementar su formación y apoyar su desarrollo.

Llegados a este punto, tal vez algunos padres se pregunten: ¿y qué actividades son esas? ¿Dónde puedo encontrarlas?

Y es que la norma básica cuando se aproximan el verano y las vacaciones es planificar con antelación.

Si esperamos hasta el último momento, casi hasta el día antes de las vacaciones, será mucho más difícil decidir qué hacer y encontrar actividades o clases apropiadas para los pequeños. Una buena planificación es fundamental si queremos que las vacaciones sean un éxito y evitarnos dolores de cabeza, por supuesto.

Las mejores actividades para entretener a los niños en vacaciones

Una de las peores frases que pueden escuchar los padres de un niño que está de vacaciones es el “me aburro”. Si bien no es buena idea sumergir a los niños en un torbellino de actividad constante, sí que es recomendable tener preparadas unas cuantas ideas para que aprovechen las vacaciones al máximo.

Nosotros te recomendamos actividades como estas:

- Juegos y actividades al aire libre. Aquí el límite es tu imaginación: juegos en el jardín, acampadas, pequeñas escapadas, salidas en bici, montaña… a los niños les encanta jugar, y más si es al aire libre. Si te aprovechas de ello, conseguirás que lleguen al final del día exhaustos y encantados. Además, habrán disfrutado de la naturaleza. ¡Plan completo!

- Clases de deporte. Las vacaciones son un momento perfecto para comenzar a practicar deportes. Natación, bicicleta, patinaje… todo depende de los gustos del niño. Con las clases de deporte no solo se entretendrán y aprenderán algo nuevo, sino que además mantendrán parte de la rutina del año (horarios, responsabilidades, compañeros, etc.) durante las vacaciones.

- Actividades culturales. Porque sí, la cultura también puede ser divertida para ellos. No pienses que se van a aburrir, no tiene por qué ser así: si están bien presentados y son apropiados para su edad, planes como visitas a museos o exposiciones pueden llegar a gustarles mucho. Busca en la programación cultural de tu ciudad y seguro que encontrarás opciones interesantes.

- Juegos en casa. Las vacaciones no son siempre sinónimo de buen tiempo, por supuesto. En muchas ocasiones hay que quedarse en casa, pero eso también está bien: es una oportunidad ideal para jugar con ellos, pasar tiempo juntos… podéis hacer manualidades o pequeños experimentos, jugar a videojuegos, improvisar vuestros propios juegos, etc.

- Tareas de casa. Los días libres también son una buena oportunidad para iniciar a los más pequeños en sus responsabilidades en casa. Planes como cocinar algo (especialmente si es dulce) o llevarlos al supermercado pueden convertirse en actividades divertidas si los padres las plantean como pequeños juegos. Además, en muchas ocasiones los niños disfrutan sintiéndose útiles, así que, ¿por qué no aprovecharlo?

- Parques temáticos. No es algo que se pueda hacer todos los días, y precisamente por eso a los más pequeños de la casa les encantará la idea: ¿por qué no organizar una escapada a un parque temático? Tanto niños como adultos suelen pasárselo en grande en esos lugares, y es una buena excusa para pasar tiempo juntos, hacer algo realmente divertido y liberar tensiones. Los parques temáticos tienen áreas para todas las edades, así que es un plan genial tanto para los niños más pequeños como para los que estén más crecidos.

Como has visto, normalmente el problema no es la falta de planes o de alternativas para divertirse con los niños y mantenerlos ocupados, sino el tiempo y la disponibilidad. Por eso, como te decíamos al principio, lo más importante es una buena planificación.

Si tienes eso, estamos seguros de que conseguirás aprovechar al máximo las vacaciones con tus hijos. Nada de tiempo perdido ni aburrimiento.

Y ahora, dinos: ¿Se te ocurren más actividades para entretener a los niños en vacaciones? Estamos seguros de que sí, así que, ¡no dudes en contárnoslas!

Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis