Preescolar, esa maravillosa etapa y todas las actividades que puedes hacer

Preescolar, una época fundamental para el desarrollo de los niños

Las actividades para niños de preescolar son muy importantes para su desarrollo. Y es que preescolar, en general, es una época increíble para los más pequeños. Son años de formación, desarrollo, crecimiento y descubrimiento… a todos los niveles.

Con el tiempo, todos olvidamos muchos detalles de esos años pero siempre recordamos preescolar en conjunto como una etapa maravillosa. Es imposible no evocarla con cariño y nostalgia, y por eso sabemos lo importante que es para los más pequeños.

En la educación preescolar es donde comienza todo. Durante estos años, los niños experimentan un gran desarrollo cognitivo, progresan en su conocimiento del mundo y de sus propias capacidades. Es fundamental que los padres apoyen ese crecimiento escogiendo para sus hijos las mejores actividades, juegos, etc.

Lo ideal es, como siempre, que sea el niño el que escoja las actividades educativas y de ocio que más le interesen. Ellos marcan el ritmo: imponerles lo que a nosotros nos parezca mejor no funcionará.

También es importante que las actividades para niños de preescolar sean variadas. El crecimiento se produce tanto a nivel individual como en grupo (el niño se descubre a sí mismo y descubre sus posibilidades de interacción con los demás), así que una propuesta de ocio y educativa equilibrada debería cubrir ambas vertientes del desarrollo.

Las mejores actividades para niños de preescolar: aprendizaje y diversión, todo en uno

Las actividades y juegos que escojamos deberían depender de cada niño, por supuesto, pero todas tendrán algo en común: estimular de algún modo su desarrollo físico y mental. A continuación te proponemos varios juegos y actividades educativas que estamos seguros de que les encantarán:

1. Inventar cuentos o historias a partir de objetos

La idea es muy sencilla: escogemos varios objetos que tengamos por casa (cualquier cosa vale: juguetes, objetos del día a día, comida, etc.) y los ponemos sobre una mesa. Los niños deberán inventarse todos juntos una historia en la que aparezcan todos esos objetos. Pueden ser parte del “decorado”, los personajes principales… ¡todo vale! Lo mejor de este juego es que puede jugarse tanto en solitario como en grupo. Y además es muy divertido y hará volar su imaginación.

2. Juegos al hacer la compra

Aquí las posibilidades son infinitas, y el único límite es tu imaginación (y la de los niños, claro). Podemos pedirles a los niños que nombren los diferentes productos que vayamos escogiendo, e incluso que digan su función. Una vez en casa, podemos pedirles también que los clasifiquen: frutas, verduras, productos de limpieza…

No solo estaremos contribuyendo a aumentar su vocabulario y a que se familiaricen con una tarea, las compras, que deberán dominar en el futuro. Además lograremos que empiecen a implicarse en las tareas del hogar, presentándoselas como un juego divertido.

3. Crear su propio cuadro o historia a partir de recortes

Otra forma de estimular su imaginación. Y es un juego con el que os lo pasaréis en grande juntos. Sugiérele recortar personas, animales y objetos de revistas y periódicos y pegarlos en un folio. Pero pegarlos con sentido, claro: el reto será que componga una historia con ellos, o tal vez un cuadro.

4. Aprender el abecedario con dibujos

Elabora una baraja de cartas con todas las letras del abedecario. En el anverso puedes poner la letra y en el reverso, el dibujo de algo que comience por esa letra. Por ejemplo, la letra C y el dibujo de un caballo. Así los niños empezarán a familiarizarse con el abecedario y aprenderán, además, nuevo vocabulario. Con esas cartas podéis hacer todo tipo de juegos de memoria, de adivinar objetos…

5. ¿Dónde vive cada animal?

No es ningún secreto que a los niños les encantan los animales, y podemos servirnos de eso para enseñarles nuevo vocabulario y aumentar su conocimiento del mundo. Al igual que en el juego anterior, podemos crear una baraja con diferentes animales y los sitios en los que viven (la rana en el río, la vaca en el campo, el ciervo en el bosque, etc.) y jugar con los niños a emparejarlos.

Como ves, las actividades que podemos realizar con niños de preescolar son casi infinitas. Se trata de combinar el juego y el aprendizaje para potenciar su desarrollo y apoyarles en esa mágica etapa que son los años de preescolar.

Como te decíamos al principio, lo mejor es escoger los juegos en base a los gustos y preferencias de cada niño. Partiendo de esa base, seguro que tus actividades serán un éxito.

Estas 5 actividades son solo unos pocos ejemplos para inspirarte a crear las tuyas propias o a buscar más en Internet, libros, etc. Así que, ¿a qué esperas? ¡Ponte manos a la obra!

Screens

Consigue que tu hijo aprenda inglés

¿Quieres que tu hijo aprenda inglés de una manera fácil y efectiva? Con Lingokids, ¡verás su progreso!

Empieza tu mes gratis