Cuáles son las mejores actividades extraescolares para niños

Una vez empiezan a ir al colegio los niños experimentan cambios muy importantes en su rutina: tienen menos tiempo para jugar, más responsabilidades que atender y una vida social en pleno crecimiento. Estos cambios pueden resultar abrumadores en algunas ocasiones, pero siempre conducen a algo mejor. Con la llegada de las clases, comienzan a aprender más sobre sí mismo, sus gustos y preferencias. Es en este momento en el que las actividades extracurriculares ganan importancia en la vida de un niño.

Beneficios de realizar actividades extracurriculares

Las actividades fuera del horario escolar les permiten a los niños comenzar aprender a cuidar de sí mismos mientras descubren sus intereses. Además, son una magnífica oportunidad para que los niños tengan una vida social saludable. Durante este tiempo, los niños aprenden a tratar con otros niños con los que comparten los mismos intereses, algo que resulta muy favorable para el fortalecimiento de su autoestima.

A través de estas actividades, los niños tienen la oportunidad de experimentar muchas situaciones nuevas como aprender un nuevo idioma, practicar un deporte divertido, o estimular su creatividad, lo que puede ser una influencia positiva para su vida futura, incluso cuando se presenta el momento de elegir una carrera laboral.

Participar en actividades fuera del horario escolar ayuda al aprendizaje de cómo organizar el tiempo y a planificar un horario. Los niños aprenden a dar prioridad a las tareas más importantes y a dejar tiempo libre para descansar, relajarse y estar en familia.

Mejores actividades para practicar después de la escuela

Clases de baile

A los niños les fascina la música y también bailar, de modo que las clases de baile siempre son una idea emocionante para los más jóvenes de casa. Desde danza contemporánea a ballet clásico, existe una gran variedad de bailes disponibles que se pueden adaptar a los gustos de cada peque. El baile es ideal para aquellos niños que tienen mucha energía, y representa una forma magnífica de expresarse a través del movimiento. Con el baile, éstos aprenden a tener confianza en sí mismos, practican coordinación, mejoran sus habilidades motoras y pierden poco a poco el miedo escénico al presentarse frente a un público.

Natación

La natación es una de las destrezas más importantes para la vida, ¡y también es muy divertida! Este deporte es perfecto incluso para los más pequeños, pues les ayuda a desarrollar su sistema respiratorio y a mantener sano su corazón. La natación al ser una actividad relajante y que reduce estrés, ayuda a regular los patrones de sueño, e incluso puede mejorar los hábitos alimenticios.

Aprender un idioma extranjero

Una de las herramientas más útiles para el desarrollo cognitivo durante la niñez es aprender un nuevo idioma. Para aquellos niños en la infancia temprana, aprender un idioma es una oportunidad para divertirse mientras se adquieren habilidades importantes útiles para su futuro.
Estudiar un nuevo idioma anima a conocer otras culturas creando conciencia sobre el mundo. Esto ayuda a los niños a ser más empáticos y enriquece su conocimiento general. Además, es una forma idónea para prepararles para sus futuras carreras profesionales donde necesitarán interactuar con una comunidad global.

Ajedrez

Una mente sana es tan importante como un cuerpo sano, por eso el ajedrez es la actividad extraescolar ideal para niños de cinco años de edad o más. El ajedrez impulsa las habilidades analíticas y a desarrollar autoconfianza.
Uno de los beneficios más importantes del ajedrez es que los peques podrán aprender a concentrarse más fácilmente, y con esto mejorarán su memoria. Estos aspectos del ajedrez hacen que sea de gran utilidad para el aprendizaje escolar y para sus vidas futuras.

Aprender a tocar un instrumento

Aprender a hacer música es una habilidad con mucho que aportar. La música es relajante, por lo que aprender a tocar un instrumento ayuda enfocarse mejor mientras se reducen los niveles de estrés. Esta entretenida actividad que mejora las destrezas de razonamiento abstracto de los niños las cuales necesitan para aprender matemáticas y ciencia, de modo que estas asignaturas les resultarán más sencillas.
Finalmente, existen dos lecciones importantes que vienen con aprender a tocar un instrumento musical: la seguridad en sí mismo y la paciencia. Los niños tienden a ser más pacientes mientras aprenden a dominar un instrumento musical y en este proceso se vuelven más seguros de lo que son capaces de lograr.

Artes marciales

Las artes marciales hacen maravillas en el bienestar de los peques y también en su desarrollo académico. Este tipo de actividades deportivas enseñan disciplina desde temprano, mejoran sus habilidades cognitivas, y ayudan a mantener el enfoque en lo que se esté realizando al momento.
Estas destrezas son útiles también en la vida personal de los peques, son divertidas y les ayudan a socializar mejor al hacer que sientan más cómodos consigo mismos, menos estresados y menos ansiosos. Un beneficio importante de las artes marciales es el hecho de aprender sobre autocontrol y habilidades para resolver conflictos, lo que hace que se tenga una actitud más positiva que ayuda a triunfar.

Artes y manualidades

Ya sea aprender cerámica, pintura, o fotografía, apuntar a tu peque a clases extraescolares relacionadas con el arte siempre es una buena idea. Estas actividades son perfectas para niños de todas las edades, son relajantes y estimulantes. Es una buena forma para que los niños aprendan a expresar sus emociones mientras crean una pieza de arte. Estas clases son ideales para conocer a nuevas personas, de modo que los peques podrán afinar sus aptitudes sociales. Adicionalmente, al trabajar con sus manos, éstos podrán desarrollar su motricidad.

Clases de cocina

Las clases de cocina para niños tienen muchos beneficios prácticos, pues enseñan destrezas útiles para toda la vida, también enseñan a socializar y a divertirse creando platos deliciosos. Los niños aprenderán sobre nutrición y hábitos alimenticios saludables mientras ponen en práctica su creatividad mezclando ingredientes. También aprenderán a enfocarse mejor en las tareas que lleven a cabo y tener conciencia espacial al saber manejar los utensilios de cocina.

Cómo elegir la actividad correcta para tu peque

Después de estudiar las opciones disponibles, debes considerar que los niños más pequeños podrían sentirse abrumados si la actividad que están desarrollando es demasiado difícil para ellos, y que los niños mayores corren el riesgo de aburrirse si las clases son muy sencillas y pierden el interés.

Los más peques necesitan actividades que les ayuden a socializar con niños de su edad y que les ayuden a desarrollar la motricidad y las habilidades cognitivas. Aquellos niños que estén por comenzar la escuela necesitan aprender a estructurar su tiempo y también a aprender a ser responsables. Aquellos mayores que ya están en el colegio necesitan actividades para relajarse, que sean acordes a sus intereses, y que les permitan mejorar académicamente.